Por / 19th agosto, 2014 / Hotel Carlos V, Tucumán, Turismo, Viaje / Apagado

Preparase para salir de viaje supone un ritual complejo: hacer que todas las cosas importantes que vas a llevar entren en un reducido equipaje. Hay algunas técnicas y consejos que podés emplear para no dejar nada afuera de la valija:

1. Siempre te olvidás de algo importante

Antes de empezar te conviene hacer una lista con todo lo que es necesario para el viaje. Invertí un tiempo adecuado en organizar las cosas que querés empacar y después dedicate a guardar todo en con tranquilidad.

2. Llevá sólo lo necesario

Un tercio (y hasta la mitad) de las cosas que preparás para llevar a un viaje deberían ser descartadas. Te recomendamos disponer todas las preseleccionadas para empacar y discriminar cuáles son las que realmente necesitás y cuáles se pueden dejar de lado. Para elegir bien la ropa tenés que tener en cuenta el clima del lugar de destino y la amplitud térmica. En caso de que tengas poco espacio, optá por prendas que puedas combinar entre sí.

3. Ropa sin arrugas

Los pantalones y las prendas más pesadas (jeans, sweaters, camperas) van en el fondo de tu valija o bolso. A los pantalones los podés ubicar alternando las cinturas para que no se amontonen sobre un mismo costado, dejando las partes inferiores de las piernas afuera para plegarlas antes de cerrar la valija una vez que termines de armarla.

4. Los zapatos sueltos ensucian la ropa

El calzado debe ir dentro de bolsas para evitar que manchen el resto de las prendas. Podés  utilizar su interior para guardar medias y usar mejor el espacio de las valijas.

5. Siempre desempacá primero lo que está en el fondo de la mochila

Te recomendamos armar bolsas con ropa doblada en rollitos para tenerla separada por grupos y no tener que desarmar el equipaje o arrugar toda la ropa.

6. Aprovechá todos los rincones

Los huecos y espacios libres de la valija son ideales para guardar prendas de algodón o lino dobladas en rollito. Así ocupás menos lugar y no se van a arrugan. Esto sirve también para la ropa gruesa: sweaters, buzos y camperas ocupan menos lugar si van enrollados.

7. No guardes todo en el necessaire

El cierre de los bolsos tipo necessaire no es impermeable. Por eso es preferible que las cremas, protectores, shampoo, perfume y demás objetos de tocador vayan en bolsas de plástico con cierre hermético.

8. No lleves elementos cortantes en el bolso de mano

Si viajás en avión, recordá que hay elementos que deberás despachar junto con la valija. Está prohibido llevar en la cabina del avión cualquier producto líquido o gel (bebidas, shampoo, crema, bronceador, dentífrico, gel para pelo, desodorante, encendedores, aerosoles, etc.) en vuelos internacionales.

Si tenés dudas sobre tu equipaje de mano, recordá consultar con la aerolínea sobre cuáles son los productos prohibidos en el avión.

8. Las valijas pueden extraviarse

Si el viaje es en avión y vas acompañado, te recomendamos empacar la mitad de te ropa en la valija de tu acompañante, y viceversa. De esta manera, si el equipaje de uno de los dos se pierde, no corren el riesgo de quedarse sin muda de ropa.

9. Viaje con escalas o en auto

Para las travesías largas en auto y en familia, es conveniente armar una valija especial con cosas de todos los integrantes para no tener que descargar todo el equipaje en las paradas de una noche.

Fuente: http://www.lugaresdeviaje.com/nota/diez-consejos-para-armar-bien-una-valija